La Inflamación como CAUSA

La gran mayoría de condiciones médicas tienen en la base como causa, un proceso inflamatorio crónico.

La inflamación crónica está relacionada con la diabetes, con las enfermedades del corazón, con la presión arterial, las alergias, el acné, con el eczema, la psoriasis, con la endometriosis, con todas las enfermedades autoinmunes, las enfermedades neurodegenerativas, incluso las enfermedades mentales tienen un componente inflamatorio.

Es importante entender esto porque la inflamación es un fenómeno medible que en Medicina Funcional abordamos profundamente. En un artículo anterior les escribí sobre cómo medir y bajar la inflamación ya que se encuentran a menudo personas asintomáticas que tenían una patología inflamatoria que estaba en fases iniciales y que se pudo corregir con unos ajustes en la cocina y unos ajustes con el ejercicio (porque el sedentarismo también es pro inflamatorio).

Un componente inflamatorio viene progresando años y años hasta que finalmente la persona empieza a sentirse con ansiedad o empieza a presentar ataques de pánico, sus niveles de azúcar a salir de control o sus niveles de tensión arterial a elevarse.

En este artículo vamos entender:

1. La inflamación como respuesta inmunológica.

2. Debilidades de los tratamientos farmacológicos convencionales.

3. Causas de la inflamación Crónica.

  • Desarreglo en el balance omega 3 y omega 6
  • Resistencia a la Insulina
  • Sensibilidades alimentarias
  • Cortisol fuera de control
  • Desbalance de la flora intestinal

4. Tolerancia Inmunológica

Para que entendamos lo amplio que es este espectro, indudablemente las patologías de dolor tienen un componente inflamatorio grandísimo y todas las condiciones crónicas tienen un patrón inflamatorio. Atender la inflamación es una de las cosas que va a hacer que la pérdida de peso sea mucho más fisiológica y lleve al paciente hacia mejorar su salud (perder peso por perder peso puede aumentar la inflamación).

1. La inflamación como respuesta inmunológica.

La inflamación es la respuesta de nuestro sistema inmunológico ante una lesión, es el primer fenómeno descrito en la literatura médica, o sea, llevamos años estudiándolo y la industria farmacéutica ha escrudiñado cada uno de esos pasos de la cascada inflamatoria. Si yo me hago una herida, la respuesta inmunológica instantánea va a ayudarme a contener el sangrado, entonces aumenta la coagulación y eso nos ayuda a entender que cuando se torna crónica aumenta el riesgo de infarto, aumenta el riesgo de trombosis.

En la respuesta inmunológica hay además una contracción del músculo liso que crónicamente me puede llevar a hipertensión y a otras patologías. La lesión de tejido inicialmente ayuda a contener el problema para que los gérmenes no se diseminen por todo el cuerpo, pero también activa mecanismos de proliferación de tejidos, es decir estimula la proliferación celular y eso es un problema en el contexto de cáncer y la inflamación crónica es uno de los grandes promotores de esta condición.

2. Debilidades de los tratamientos farmacológicos convencionales.

En pocas palabras: el tratamiento convencional no va dirigido a la causa.

Un paciente si lleva cinco años con cáncer, lleva diez o veinte años inflamado. Un paciente con hipertensión en un momento dado lleva inflamado 20 años atrás. No significa que las terapias oncológicas no funcionen y que no las recomiendo, si las recomiendo, lo que pasa es que es importante entender un poco más la raíz del problema y tratarta. La quimio, la radio y la cirugía quitan el tumor, pero la inflamación sigue funcionando.

Hay un grave problema en la terapéutica convencional, estamos atendiendo las consecuencias río abajo de un proceso inflamatorio que tiene orígenes, que tiene causas.

En el campo de la hipertensión, el agente antipertensivo, el alsartan, enalapril, amlodipine, losartan, entre otras, bajan las cifras de hipertensión, pero no restauran la inflamación crónica que dio origen a la inflamación del paciente. No es que todos los pacientes con hipertensión tengan inflamación crónica, pero una gran mayoría si y la resolución de la inflamación crónica no ocurre por fármacos, te recomiendo la lectura del artículo 10 remedios naturales para la hipertensión arterial, donde amplío el tema.

Como dije, la industria farmacéutica ha estudiado este proceso de la respuesta inflamatoria y gracias a esa investigación tenemos hoy un arsenal de herramientas que son las que utilizan los médicos convencionales todo el tiempo como los AINES: ibuprofeno, aspirina, diclofenaco ketoprofeno.

También están los inmunosupresores más del terreno del reumatólogo y de los que manejan enfermedades autoinmunes que son inmunosupresores que hacen cortes estratégicos en esa cascada inflamatoria que sostiene la inflamación crónica.

Indudablemente los fármacos tienen un papel importante en algunas circunstancias, pero lo grave es quedarnos usando eso únicamente cuando el origen de la inflamación sigue y lo que estamos es resolviendo el síntoma, resolviendo el dolor a costa de los numerosos efectos adversos de estos fármacos: los antiinflamatorios en una persona crónicamente inflamada, aumenta el riesgo de infarto, aumentan el riesgo de daño renal, aumenta el riesgo de sangrado digestivo, entre otros.

3. Causas de la inflamación Crónica.

DESARREGLO EN EL BALANCE OMEGA 3 Y OMEGA 6

Así como tenemos mecanismos de encendido para la inflamación, tenemos mecanismos de apagado y una de las cosas que determina qué tipo de respuesta se presenta ante un proceso inflamatorio, es qué materia prima tengo en mi cuerpo para producir la sustancias que asisten esa señalización, son los autacoides.

Los autacoides son sintetizados a partir de ácidos grasos y una de las causas de inflamación crónica es una falla para resolver la inflamación y tiene que ver con un exceso de precursores pro inflamatorios, y estoy hablando puntualmente del ácido araquidónico, en términos prácticos: las carnes procesadas, las grasas de mala procedencia son pro inflamatorias.

No es posible mejorarse de una patología pro inflamatoria crónica si yo sigo consumiendo los aceites para fritar los aceites de canola, las margarinas. Si nosotros miramos a un animal salvaje en su contexto natural, tiene una relación omega 3 omega seis que va de uno a uno. Tiene una dosis de omega 3 y omega 6 en sus membranas celulares en sus reservas que está proporcionada. Mientras que un americano promedio con una dieta tipo McDonald’s tiene una relación omega 3 de uno en 60… es un desarreglo aterrador y es en gran medida una de las causas de inflamación crónica.

RESISTENCIA A LA INSULINA

La mayor causa de inflamación crónica es la resistencia a la insulina, es una disfunción metabólica subclínica. Por ejemplo una persona que puede hacer mucho deporte pero que está luchando con cinco kilitos, un hombre que tenga el ácido úrico en 6.5 que parece normal, un azúcar en 97 que parece normal, pero está cerca en el límite superior, su riesgo de tener un infarto es mucho mayor a una persona que tenga el azúcar entre 85 y 90.

Por lo tanto entendemos que los laboratorios dentro de poco van a empezar a reportarnos en una gama de colores desde el verde hasta el rojo que es 100. Si yo estoy en 97 estoy en anaranjado y si hacemos exámenes más avanzados como lo hacemos todo el tiempo en medicina funcional, vamos a encontrar una persona aparentemente sana, que sale normal en su chequeo de médico ejecutivo, pero que está caminando hacia el infarto, la diabetes, la enfermedad autoinmune o lo que sea que sus predisposiciones genéticas lo lleven.

Las enfermedades no son genéticas, las enfermedades tienen una relación del 10 al 20 por ciento con nuestra genética, lo que determina realmente la manifestación o no de una enfermedad es la epigenética y tiene que ver con todo lo que estamos hablando: el tipo de dieta, el tipo de actividad física.

En ese sentido, una persona con una disfunción metabólica subclínica, así haga mucho deporte, con una elevación de las pruebas hepáticas (un HDL en 38 por ejemplo) a pesar de mucho ejercicio, NO ES NORMAL. Es un marcador de resistencia a la insulina y es una persona que, adecuándose a una dieta, rápidamente mejora, con poquito de ayuno intermitente, un poquito de ejercicio en ayunas, dejando de comer cada 3 horas, su metabolismo cambia y su estatus inflamatorio disminuye. Y lo más lindo de todo es que además de que sus laboratorios mejoran, disminuye el riesgo de infarto, se siente mejor, con más energía, pierde el poquito de grasa, su desempeño físico mejora.

SENSIBILIDADES ALIMENTARIAS

Otra causa importantísima son las sensibilidades alimentarias, este tema lo abordo ampliamente en un artículo sobre las sensibilidades como causa de colon irritable, que puede aplicar para este caso. Hay personas que son sensibles al gluten. Si tienes dolor crónico saca los cereales por un mes, así como un reumatólogo te dice: “tómate este remedio, te puede dar diabetes y alergias” y lo ensayas por si acaso te mejoras, yo te estoy diciendo saca los cereales y miremos.

Los niños pueden estar sensibilizados por el tipo de dieta que comen, por comer alérgenos, por tomar lácteos, por comer azúcar. Las mujeres pueden estar inflamadas en una endometriosis por infecciones intestinales y esta inflamación puede tener que ver con lácteos, con cereales, con el huevo con infecciones intestinales.

CORTISOL FUERA DE CONTROL

El cortisol es uno de los frenos del sistema inmune y cuando nosotros tenemos descargas crónicas de nuestro sistema de respuesta al estrés, el sistema de respuesta al estrés pierde la capacidad de operar. El cuerpo hace una regulación a la baja de los efectos del cortisol y cuando corremos pruebas de cortisol a nuestros pacientes con enfermedades autoinmunes, lo que vemos es que su respuesta al cortisol está completamente apagada. No tienen mecanismos antiinflamatorios.

DESBALANCE DE LA FLORA INTESTINAL

Y otro gran componente de la inflamación crónica es la endotoxemia, es la disbiosis, la patología digestiva, las alergias intestinales. Este tema lo expliqué en el artículo sobre infecciones intestinales. La flora intestinal, el microbioma, induce linfocitos te-reguladores, que son de alguna manera los que entran a calmar, aumentan la tolerancia inmunológica, un sistema inmune saludable debe ser tolerante a los antígenos propios, a sus propios tejidos, debe reconocerlos como propios y no atacarlos.

La tolerancia inmunológica también es importante hacia las proteínas de la dieta, de modo que cuando tenemos permeabilidad intestinal, una barrera intestinal totalmente dañada y una entrada masiva de proteínas mal digeridas, especialmente proteínas alergénicas, nuestro sistema inmune se empieza a saturar y eso nos puede llevar es a perder la tolerancia.

4. Tolerancia Inmunológica

Otra cosa que debemos ser tolerantes, es a las bacterias propias, entonces date cuenta como el sistema inmune en el 99.9% de las veces debe no reaccionar, debe tener una anergia, un reconocimiento de que esto es propio. Entonces uno puede perder esa tolerancia a sus tejidos propios y esa es una característica esencial de las enfermedades autoinmunes, es esa pérdida de la tolerancia inmunológica que más adelante nos lleva a generar memoria inmunológica contra nuestros propios tejidos, eso es una enfermedad autoinmune.

El mecanismo autoinmune, por el hecho de que tiene causas y que esas causas continúan avanzando, una persona desarrolla una enfermedad autoinmune y muchas veces termina a lo largo de la vida desarrollando otra, otra u otras diez, pero lo que está fallando es la tolerancia inmunológica.

Entonces recuperar la tolerancia inmunológica viene de trabajar en todas estas áreas. mejorar nuestro metabolismo, una dieta hipo alergénica, manejar gestionar el estrés, mantenernos activos, con un nivel de actividad sano, mejorar nuestros intestinos, sanar infecciones crónicas, resolver deficiencias nutricionales. Un inbalance de omega 3 omega 6, utilizar probióticos, fermentados en nuestra dieta, pero el gran mensaje es que la inflamación crónica es un enemigo silencioso.

Anualmente por lo menos todos debemos pasar por un chequeo de medicina funcional y lo más lindo de todo esto es que está en nuestras manos. Son cosas que podemos hacer nosotros y nuestra consulta en medicina funcional está enfocada en empoderar a la gente.

Dr.-Juan-David-Aristizabal-_-Medicina-Funcional-_-Paleo-_-Toma-el-control-de-tu-salud
¿Crees que la inflamación es la causa de lo que estás atravesando? ¿Identificas el origen de tu inflamación? Escribe en los comentarios, estaré encantado de leer.

Un comentario de “La Inflamación como CAUSA

  1. Pingback: Entiende y combate las INFECCIONES CRÓNICAS - Dr. Juan David Aristizabal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *